La traición de Joaquín Llenas

Roberto Valenzuela

El 16 de mayo de 1916, Estados Unidos puso en marcha su plan intervencionista en República Dominicana. Han pasado 101 años de esa acción militar que vulneró la soberanía del país. El gobernante estadounidense Woodrow Wilson (1913-1921) ordenó la ocupación impulsado por la denominada doctrina Monroe: “América para los americanos”.

El más importante combate entre las tropas estadounidenses y las fuerzas patrióticas dominicanas en 1916, tuvo lugar en la Barranquita, lugar cercano a Mao. Allí el general Carlos Daniel enfrentó, conjuntamente con otros 79 patriotas, a las tropas estadounidenses hasta que un traidor llamado José Joaquín Llenas, quien servía de práctico (guía) a los invasores, les enseñó un sendero por el que podían sorprender por la espalda a los nacionalistas.

Se le recompensaría su traición con el cargo de jefe comunal de Guayubín. El 6 de junio de 1917 fue nombrado.

El combate de La Barranquita, efectuado el 3 de julio de 1916, tuvo un balance funesto para las fuerzas patrióticas. Allí murieron el capitán Máximo Cabral y otros 25 buenos dominicanos. Los Marines tuvieron únicamente una baja definitiva. Este resultado se debió a diversos factores, entre los cuales se destacan la superioridad en entrenamiento y armamento de los estadounidenses.

Los criollos combatían con revólveres y fusiles anticuados, los Marines lo hicieron con ametralladoras, cañones, y fusiles muy modernos en 1916. Otro hecho que incidió, fue que los estadounidenses conocían desde 3 días antes del combate las posiciones de los dominicanos en La Barranquita, debido a las declaraciones que les había dado un patriota capturado en un combate.

Fuente: Revista Política: Teoría y Acción (desaparecida). Tomamos algunos datos de un reportaje de teleSUR. En República Dominicana la fecha pasó prácticamente desapercibida.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*