Camilo Carrau Villanueva

Camilo Carrau Villanueva, pionero en dirección de cine en le país. Ahora se habla mucho del «cine dominicano». Seríamos poco agradecidos si no recordamos a los iniciales, los precursores, los que se atrevieron a iniciar el camino. Camilo Carrau Villanueva fue el único actor de la primera película dominicana. Puertoplateño, como un servidor, hoy no ocupa el lugar de honor que merece.

Gracias a César Rodríguez, contamos ahora con unas fotos inéditas de este dibujante, creativo publicitario, dramaturgo y actor. Hemos recibido de parte de César Rodríguez, unas fotos inéditas de Camilo Carrau, durante la filmación de Monday´s Child (La Chica del Lunes), dirigida por el cineasta argentino Leopoldo Torres Nilsen, rodada en La Isla del Encanto en 1967. Las instantáneas las ha tomado Alfonso Borrell, prestigioso editor dominicano también residente en PR.

Borrell es otro episodio vivo del cine dominicano no reconocido. Fue el montador de la única película caribeña nominada a los Premios Oscar: Lo que le Pasó a Santiago, de Jacobo Morales, en 1990.Hoy se habla mucho de cine dominicano. Y se producen 8 cintas al año. Pero…¿quién recuerda a un precursor del cine nacional llamado Camilo Alberto Carrau Villanueva?

Nacido el 5 de mayo de 1937, se sabía desde pequeño que seria artista de varias expresiones. Y así fue: actor, dibujante (formado por el prestigioso profesor Rafael Arzeno), dramaturgo, creativo publicitario y cineasta.

Camilo fue autor de una carpeta de plumillas sobre las casas victorianas de Puerto Plata, reproducidas por la Sociedad Cultural Renovación, que debería ser rescatada y reeditada. Un trabajo artístico de gran terminación y de aplastante sencillez, orientado a llamar la atención sobre la conservación de esas propiedades, patrimonio de la ciudad Novia del Atlántico y que se están deteriorando.

Fue el actor protagonista de la primera expresión cinematográfica nacional (exceptuando los documentales de Palau, que es otro género):La Silla, con guión dramático de Franklin Domínguez y que giraba en torno a la represión Trujillista, en tanto símbolo de poder.

Su película constituyó un hito e incluso, si no se ha perdido, si alguien la tiene, la tarea del Estado Dominicano, por medio de su Dirección Nacional de Cine (DINAC) o la Cinemateca Dominicana, sería la de rescatarla, labor que costaba 10 mil dólares hace unos años.

Es una parte de nuestra historia fílmica que no se debe perder.

No se ha olvidado por completo a Camilo, gracias a la labor del portal http://www.enpuertoplata.com/, de Angel Lockward, donde se le mantiene viva su memoria y del cual agradecemos algunas imágenes de Carrau Villanueva.

De nuevo el reconocimiento del gesto de César Rodríguez (Ruido, 2007, Premio a la Innovación en Festival de Montreal), por el envío de estas fotos para su divulgación. El maestro Carrau Villanueva, falleció en 2002

Texto: José Rafael Sosa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies