españa internacionales

Coronavirus: Iglesias es “urgente” medicalizar las residencias de ancianos

España: El vicepresidente del Gobierno y ministro de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, ha asegurado este jueves que es “urgente medicalizar” las residencias de ancianos, reforzando sus plantillas con personal y elementos sanitarios.

Iglesias ha recalcado que “los protocolos previos para enfrentar otros episodios de gripes epidémicas están obviamente desfasados y no sirven para esta situación, que es enormemente preocupante”.

Lo ha dicho en una rueda de prensa conjunta con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que ha asegurado que se está trabajando con este último departamento con el fin de que los equipos de protección individual para los profesionales sanitarios y de residencias “lleguen cuanto antes”.

“Las residencias de mayores son uno de los lugares más vulnerables en esta emergencia sanitaria, sus plantillas están desbordadas; en muchos casos no han dispuesto de los servicios de protección necesarios para poder atender a las personas positivas por coronavirus y ha habido, por desgracia, casos de contagio y fallecimientos en algunas residencias”, ha enfatizado.

Ese dinero se va a utilizar para reforzar la asistencia a domicilio de personas mayores, dependientes o con discapacidad afectadas con el cierre de centros de día y muchos están solos en casa.

Se quiere garantizar así “la salud de estas personas, su vinculación al entorno, la seguridad y la alimentación”.

También se va a ampliar la teleasistencia y las plantillas de los centros sociales y residencias de mayores.

Además, ha asegurado que “esta crisis no la van a pagar los de siempre” y ha destacado que el fondo de contingencia para personas sin hogar reforzará los servicios sociales con el apoyo de las fuerzas armadas para habilitar más comedores sociales y espacios amplios como el que se ha creado el Ifema de Madrid.

En este sentido, ha explicado que se está trabajando para habilitar camas y se han localizado mas de 19.000 en diferentes edificios, “gracias a los trabajadores del tercer sector”.